lunes, 26 de octubre de 2009

Trine

La magia existe

Todo comienza en un reino sumido en tinieblas, decadente y sin visos de mejorar excepto por la conjunción de tres personajes que el destino reúne literalmente en un solo cuerpo; y lo hace gracias a un antiguo artefacto mágico conocido como el Trine. Los motivos que les han conducido hasta él son bien diferentes, pero todos son conscientes del avance de los muertos vivientes en la conquista del reino. Esta terna se compone de Zoya, una ladrona dotada de gran agilidad y destreza con el arco, que además emplea un arpón para balancearse y salvar obstáculos. Un mago, Amadeus, con poderes telekinéticos y capaz de crear objetos con sus hechizos. Finalmente, un caballero robusto y bravo que responde al nombre de Pontius. Es contundente con sus enemigos, cargando contra ellos, lanzándoles objetos o empleando su espada entre otras armas. Cada personaje cuenta con tres habilidades y dos mejoras de cada una de ellas, a medida que avanzamos en el juego y ganamos puntos de experiencia.

Trine es ante todo un juego clásico de plataformas 2D con desplazamiento lateral, al más puro estilo del genial Ghosts’n Goblins. Pero yendo más allá, Trine exhibe unos escenarios preciosos de gran calidad cromática, profundos, muy detallados y excelentemente iluminados que nos crean una ilusión de tres dimensiones y nos recuerdan al Bosque Lúgubre de Lost Odyssey.
No es raro ensimismarse y sentir en algún momento pena por atravesarlos tan rápido esquivando enemigos sin tiempo para fijarnos en todo su esplendor. Catacumbas y ruinas invadidas por plantas trepadoras, por ruedas dentadas, hongos gigantes, árboles, ríos de lava, cascadas de agua, cuevas subacuáticas, etc. manteniendo el mismo nivel artístico apabullante de principio a fin.
 Su dinámica plataformera, se enriquece con una serie de ingeniosos puzzles basados en la física de los objetos. La elección de cada personaje (intercambiable en tiempo real), nos da múltiples combinaciones para superar los 15 niveles de que consta el juego.
Cada cual tiene su propia energía por lo que si uno muere, aún proseguiremos con los otros dos restantes hasta el siguiente punto de control, donde se recargarán.

Comienza siendo sencillo pero poco a poco veremos cómo nuevos puzzles, plataformas y enemigos nos van exigiendo cada vez más a un ritmo de juego que sin ser frenético tampoco es pausado. Quizás sea precisamente en el tramo final cuando la curva de dificultad asciende más de lo esperado, donde los enemigos nos atosigan con mayor insistencia impidiendo que nos concentremos en la superación de los obstáculos.
video
Además de las plataformas fijas, móviles, temporales, etc. debemos combatir contra un ejército de muertos vivientes arqueros, guerreros, lanza fuegos, murciélagos… y jefes finales. Estos últimos lamentablemente no son un gran desafío y en general la mecánica de combate es del tipo hack’n slash, sin demasiada estrategia.

La jugabilidad es excelente e invita a la creatividad a través de los usos y combinaciones de las habilidades de los personajes y sus armas, atendiendo a los materiales de los objetos, sus robustez, flotabilidad, etc.
Cabe destacar que los personajes se mueven con fluidez y la física de los objetos sin ser perfecta, responde bastante bien. Por si fuera poco, existe un modo cooperativo local (no hay online) con ayuda de mandos, que aumenta las posibilidades de juego y la diversión que siempre da el trabajo en equipo.

La música encaja a la perfección en ese ambiente de fantasía con melodías de estilo medieval. Cuenta además con buenos efectos de sonido que sin duda ayudan a la inmersión en el videojuego. Es digno de mención, que no sólo viene completamente traducido a nuestro idioma, sino que además podemos jugarlo en otras lenguas.



En conclusión, Trine es un videojuego altamente recomendable que será difícil que defraude a alguien. Por otro lado, sus creadores han anunciado una expansión o quizás una secuela. Por el momento, disfrutemos de esta joya.


Versiones disponibles: PS3-XBLA-PSN-PC
http://trine-thegame.com/

2 comentarios: